miércoles

Comunicación política: Profesionales franceses vs. noveles españoles

La crisis de popularidad del primer ministro galo, Nicolas Sarkozy, ha provocado que asistamos a una coincidencia temporal que nos permite comparar dos nombramientos, uno en España y otro en Francia, que reflejan cómo se ve la comunicación a un lado y otro de los Pirineos. Mientras nuestro país vecino asistía a la designación de Thierry Saussez como responsable interministerial de comunicación, en España hemos visto como Nieves Goicoechea se ha hecho cargo de la Secretaría de Estado de Comunicación.

Para analizar con mayor precisión, vamos a reseñar brevemente sus respectivos currículos:

Nieves Goicoechea nació en Madrid, tiene 43 años y es licenciada en periodismo por la Complutense. En 1989 se incorporó a Antena 3 Radio para cubrir la información política. En 1994 fue fichada por la Cadena Ser, donde ha sido jefe de la Sección de Nacional y donde en la actualidad desempeñaba el puesto de corresponsal política.

Thierry Saussez nació en Bois-Colombes, 59 años y es uno de los más reputados especialistas franceses en comunicación institucional, política y corporativa. Ha trabajado en más de 500 campañas electorales con políticos como Jacques Chirac, Édouard Balladur, Alain Juppé o Sarkozy. En 1982 fundó la agencia de comunicación “Image & Stratégie”. Tiene blog propio.

El análisis no puede ser más rotundo. Sarkozy ha nombrado a un profesional de la comunicación. Zapatero a una periodista de radio. Por supuesto, aún es pronto para valorar el desempeño que ambos tendrán en sus puestos, pero a priori hay un abismo entre ambos profesionales.
Ambos nombramientos no hacen sino responder a un patrón que sigue anclando a España a la cola de Europa y a mucha distancia de los países más desarrollados en materia de comunicación. Los políticos y muchos empresarios son incapaces de percibir las relaciones públicas como un elemento básico de la estrategia política o de negocio. Muchos tienen la osadía de creer que no es necesario contar con un dircom profesional para planificar y aplicar una política comunicativa adecuada.

La consecuencia de no contratar a un profesional la escuché durante la pasada campaña electoral de boca del ex presidente Felipe González, que comentó que aun cuando Zapatero había hecho bastantes cosas, no había sabido comunicarlo. La lógica es aplastante. Si el planteamiento de González es correcto, significa que Moraleda no hizo bien su trabajo. Lo que tampoco sorprende si tenemos en cuenta su currículo profesional. Tampoco es un profesional de la comunicación.

Además, si tenemos en cuenta la ascendencia que puede tener González en Zapatero, resulta chocante que ante tamaña advertencia se reaccione contratando a una profesional…del periodismo radiofónico –bastante buena, por cierto, pero en su parcela. Por el contrario, Sarkozy reaccionó de manera bien distinta. Ante la serie de comunicados contradictorios que diferentes ministerios y portavoces gubernamentales habían lanzado a la opinión pública, sobre la ley de transgénicos o la reducción de tarifas ferroviarias para las familias numerosas, el primer ministro francés pidió a sus ministros 'lealtad' y 'solidaridad' y nombro a Saussez, un profesional…de la comunicación.

Etiquetas: ,

8 comentarios:

Anonymous jlopezmc ha dicho...

Amen, Joaquín. Amen.

1:47 p. m.  
Blogger Laura Pintos ha dicho...

Como periodista, de prensa y radio, conozco la gran diferencia que hay entre una y otra orientación profesional. Es una pena que no se tenga en cuenta a la hora de nombramientos y contratos. Yo creo que nos juega en contra a ambos, porque también hay algunos casos que funcionan a la inversa. Zapatero a tus zapatos (y nunca mejor dicho). Saludos.

2:01 p. m.  
Blogger Adrian Elliot ha dicho...

Es verdad lo que dices, Joaquín, aunque al comparar España con Francia, debería hacer mención también al caso de Alistair Campbell, el que era Director de Comunicación de Tony Blair, y muy exitosa por cierto, tras su amplia experiencia primero como periodista porno, y después en el Daily Mirror, o sea tres cuartas parte de lo mismo. Lo que sí sabía era escribir un titular, y quedarán para la historia las horas posteriores a la muerte de Diana en las que friamente se sentó en su despacho para preparar el discurso de Tony Blair, y para inventar el titular, "La Princesa del Pueblo", que se sigue repitiendo 10 años después.

Y es que cuando miras en detalle la política de contratación de las empresas británicas, el zapatero muy pocas veces se dedica a sus zapatos.

5:15 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

"adrian", coincido contigo, leí algo sobre el sr. Campbell y lo que sin duda tenía era olfato periodístico. Ejemplos hay muchos, como el famoso MAR, Miguel Ángel Rodríguez, portavoz con Aznar. Era periodista. Sí. Pero un análisis a posteriori de su labor la dejaría en buena posición, es decir, supo aprender y rodearse de un buen equipo...

5:25 p. m.  
Anonymous comunicar españa ha dicho...

Estimado Joaquín:
en primer lugar, darte la bienvenida al apasionante mundo de la blogosfera. He de decir que no es lo mismo ser que estar (a un lado u otro del micrófono) si bien el haber estado al otro lado ayuda mucho. Eso sí: superar a Moraleda no creo que sea complicado...Por cierto, ¿qué ha sido de Luis Arroyo? en Defensa no está...

10:58 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

Muchas gracias "comunicarenespaña". PR Noticias publica la recopilación de los dircoms ministeriales, http://www.prnoticias.es/content/view/10011873/124/ .... y cierto, Luis Arroyo no está por ningún lado. Lo que me sorprende, casi en cualquier gobierno de los que hemos tenido en España, no es que los ministros nombren a alguien de confianza para el puesto de dircom, sino que no tengan a profesionales de la comunicación entre su círculo de confianza.

11:19 p. m.  
Blogger núria ha dicho...

A mi, más que la profesión de la persona me preocupan los resultados de la campaña de comunicación en si. Como dice Joan Costa, todo significa, y me parece frívolo ( profesionalmente casi me indigna ), por ejemplo, que se utilice una ceja de Zapatero como símbolo. Zapatero no es un producto de consumo, Zapatero es una persona que simboliza un partido político, una ideología para gestionar un País. Es una campaña que confunde conceptos y confundir nunca será comunicar.
( que ganas tenia de hablar sobre esto :))

8:07 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

Es cierto núria, por eso comenté que era un análisis apriorístico. Su desempeño ya lo evaluaremos después. Aunque por poner un ejemplo, si voy a hacerme una rinoplastia (que conste que creo que no la necesito...), me gusta saber que el cirujano que me la va a hacer es un buen profesional. Después de la operación podré evaluar su desempeño....

En cuanto a la ceja de ZP...si el marketing está instaurado en todo los ámbitos de la vida cotidiana y compramos productos guiados por esas campañas (bueno, yo siempre compro Hacendado en Mercadona..y que también conste que todavía no me paga Mercadona..jeje), ¿por qué no en la política? A mi me gustaría que no fuera así, que los políticos dijeran verdades como puños y fueran ellos mismos....pero. Ces't la vie.

10:10 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal