jueves

Blogs corporativos: cuidadosamente, cuidadosamente, cuidadosamente

El post de indiaprblog, Blogs corporativos: por qué a las empresas no les debe asustar los comentarios negativos, incide sobre algo que suelo escuchar de las empresas no sólo cuándo les propongo el lanzamiento de su propio blog corporativo, sino también cuando abordan el “imposible” asunto de evitar los comentarios negativos en otros blogs –salvo hacker de por medio–.

Como bien dice el post, los comentarios negativos no son monopolio de los blogs, siempre ha existido el “boca a boca” o las cartas de los lectores en los periódicos. La ventaja del blog es que te permite contestar y debatir. Te permite reaccionar. Se trata, en definitiva, de manejar el blog como si fuera una una crisis permanente. Y todos sabemos que las crisis son oportunidades que, si se saben aprovechar, mejoran la reputación de las compañías. Las hacen más fuertes.

Respecto a los blogs corporativos, hay que decir que desde los primeros posts que leí en el abladías de Fernando Polo, el blog de Octavio Rojas o el blog de Enrique Dans, hace ya unos cuantos años, hasta hoy, se pueden contar por miles los artículos sobre el tema. Incluso el twitter corporativo ya se abre camino, como apuntan dans y abladías.

En realidad un blog corporativo no deja de ser una herramienta que posee ventajas indiscutibles como una retroalimentación inmediata –feedback– y desventajas como las dicotomías comentarios abiertos vs. censura en los comentarios y las consecuencias derivadas en cuanto a prestigio/desprestigio.

El análisis que debería hacer una empresa a la hora de lanzarse a la blogosfera tendría que seguir un solo principio y varios pasos. El único principio lo explicó un gran maestro de ajedrez cuando comentaba las tres reglas básicas a la hora de hacer cualquier movimiento en el tablero: cuidadosamente, cuidadosamente, cuidadosamente.

Los pasos...

…recursos: ¿tengo los recursos humanos y financieros suficientes como para acometer un blog? ¿Los voy a mantener en el tiempo?

…estrategia: ¿Sirve esa herramienta a mis planes de negocio y comunicación? Es decir, ¿son los potenciales lectores de mi blog un público objetivo de mi compañía –stakeholders–, ya sea como clientes, como prescriptores, como empleados, etc.?

…táctica: ¿Estoy dispuesto a ofrecer un contenido con valor añadido al blog? ¿Quiero debatir?

Aunque antes hay que identificar al blogger. Y pese a que lo que voy a comentar juraré y perjuraré que jamás lo he mencionado, he de decir que un blog corporativo no siempre beneficia a la compañía, aunque sea un éxito. A veces puede ser una herramienta de promoción personal que incremente la reputación del CEO. La reputación de compañía y CEO irán de la mano tan sólo cuando la identificación entre ambos sea total –como Microsoft y Gates–. Pero esa es otra historia, como diría Monsieur Moustache.

Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Iván Pino ha dicho...

Hola Joaquín, yo lo veo así. Utilizando equivalencias de las Relaciones Públicas tradicionales. Si quieres que el medio con más audiencia de Internet (Google) proyecte una buena reputación de tu empresa, publica un blog corporativo. Ahora bien, es cierto que, para eso, debes estar dispuesto a personalizar tu imagen y argumentar tus posiciones públicamente. Lamentablemente,esa cultura todavía escasea en las empresas españolas, a las que ya les ha costado Dios y ayuda aceptar su relación con los periodistas. Pero, como dijo el otro, es lo que hay. Y si quieren que los usuarios de Internet los consideren, hay que jugar con las nuevas reglas. Y
si no les interesa esa audiencia, algún día (demasiado tarde), se darán cuenta de su error.

10:16 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

Cierto, Ivan. La parte on-line es inddudable. Y más cuando las nuevas generaciones no requieren direcciones http. Como decía Dans, las buscan directamente en Google.

Otro tema es el 'desembarco' en internet con un blog. Recuerdo cómo lo hicieron Santander (entonces BSCH), que compró Patagón; o cómo muchos consideraron que El Corte Inglés desembarcó tarde...aunque creo que un análisis más acertado sería que desembarcó cuando hubo una masa objetiva que pudiera hacer rentable el negocio on-line.
Por no extenderme más....otro día hablo en un post de Letsbuyit.com. trabajé para ellos y es un buen ejemplo. Saludos, Ivan.

9:43 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal