lunes

Hacia un cambio de modelo de las Relaciones Públicas


“La crisis económica ha golpeado con dureza a todos los sectores. Bueno, a todos no, hay un pequeño sector que resiste el envite…” Así podría empezar un cómic del sector de las Relaciones Públicas, aunque la realidad es bien distinta. Las RRPP no son una aldea gala ni tiene a Panoramix entre sus filas.

Como es evidente, la partida destinada a Comunicación y RRPP en las empresas ha disminuido de manera generalizada. Como consecuencia, las agencias de comunicación que les prestan sus servicios también han disminuido sus ingresos. Algunas compañías han cerrado el grifo directamente. El resultado de todo ello es la caída de clientes e ingresos en el sector. Pero poco se ha hablado o se está hablando de ello. Y eso es preocupante. Muy preocupante.

Si nos fijamos en un sector afín, el de los medios de comunicación, su comportamiento es diametralmente opuesto. Están viviendo una crisis. Hay despidos. Y el resultado es los medios se han instalado en el debate sobre su futuro, su dimensión e incluso su gestión. Basta con leer a diario el blog 233grados. Es imposible cambiar si antes no hay un debate….

Fue Albert Einstein quien observó que "los problemas significativos que afrontamos no pueden solucionarse en el mismo nivel de pensamiento en el que estábamos cuando los creamos”.

Stephen R. Covey subraya que “una administración eficiente sin un liderazgo efectivo es como alinear las sillas en la cubierta del Titanic. Ningún éxito administrativo puede compensar el fracaso del liderazgo. Pero el liderazgo es difícil porque a menudo caemos en Paradigmas de Administración”. Esos paradigmas señalados por Covey son básicos a la hora de explicar por qué una organización es incapaz de afrontar un cambio en el modelo de gestión u organización. A menudo los directivos prefieren a ‘buenos administradores’ antes que a buenos líderes que sean capaces de afrontar el reto del cambio. Los ejemplos son evidentes en el entorno empresarial en el que estamos inmersos.

Por último, ¿qué podríamos opinar de un sector estratégico en el que las empresas facturaran una media de poco más de un millón de euros anuales? ¿Qué opinarían de un sector en el que la compañía con mayor facturación no llegara a los diez millones de euros y hay un 50% del sector que factura menos de seiscientos mil euros anuales? Un sector en el que poco más del 5% de las firmas tienen más de 50 empleados y en el que más del 65% tiene menos de 15 (datos del estudio de Adecec sobre el sector).

Ese sector es el de las Relaciones Públicas. Y necesita un cambio de rumbo urgente.

Durante años el debate ha estado centrado en la transparencia, en la necesidad de unión, en el intrusismo, en la profesionalización de los responsables de comunicación. En definitiva se ha hablado de temas que en su momento parecían urgentes….pero no eran lo más importante.

Y lo más importante es la gestión empresarial. Las agencias son empresas que deberían ser gestionadas como tal, delimitando su negocio, su target y su estrategia con criterios de negocio. Muchas agencias no poseen un plan de negocio pormenorizado –basado en criterios económicos y no en presagios –, no son gestionadas con criterios empresariales, no utilizan herramientas de Management que incrementen su eficacia y productividad, no utilizan herramientas de comerciales y de marketing para captar negocio. El colofón de todo es el propio Management de las agencias, formado por profesionales cuyo conocimiento de las Relaciones Públicas y la Comunicación es muy elevado, pero con poco bagaje en la gestión empresarial.

La conclusión de todo lo descrito debería ser el comienzo del debate. Noticias como la publicada recientemente por PR Noticias, en la que Inforpress seguía los pasos de Llorente y Cuenca y abandonaba la asociación que engloba a muchas de las agencias de relaciones públicas y comunicación de España, debería servir para propiciar ese debate.

Si en otros sectores se habla de reorganización, de fusiones, de alianzas, de compras…. ¿por qué en nuestro sector no podemos hablar en términos equiparables?.

Mi modelo de agencia de comunicación no es del sector. Es Accenture.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger Marta Reguero ha dicho...

Muy buen tema. Aunque me quedo con ganas de saber más sobre el modelo que citas.

Mi opinión sobre nuestra situación: creo que algo tiene que ver el hecho de que hay modelos muy diferentes bajo el mismo concepto de RRPP o Gabinete de Comunicación. Además salvo en el caso de las agencias, abunda mucho el trabajo individual, no hay sensación de "colectivo". Y estos factores creo que intervienen a la hora de dificultar la sensación de que "nos afecta algo". Desde dentro parece que cada uno se "monta" su historia y la vive de manera personal. No hay impresión de colectivo.

Además otra impresión mía es que cuando se abre el debate sobre algo es obvio que hacen falta espectadores (el público que no es del sector también participa y se siente afectado de algún modo). ESto en el caso de un medio es comprensible, el público tiene conciencia de este fenómeno como algo social. pero en el caso de un gabinete de comunicación o RRPP... lo que producimos es un valor intangible. ES dificil de conceptualizar, de explicar, de narrar... Por lo tanto, es dificil que interese tanto como otros efectos de la crisis que encajan mejor con el "fenómeno" general.

Gracias por reflexionar sobre ello.

10:11 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

En general me gusta el modelo de escalabilidad y profesionalización de las consultoras (Accenture, Capgemini, Deloitte, IBM, Indra, Soluziona, Unisysy, etc), que poseen capacidad para darte servicios muy especializados, pero también servicios globales en todas las áreas de una compañía.

Accenture es un buen ejemplo por el nivel de especialización de sus servicios; por el el crecimiento profesional y salarial que tienen sus profesionales (no hay límite en cuanto a número de socios-consultores…depende del negocio); y poco resurgió tras el desastre de los Arturos. Sus profesionales supieron crear una nueva marca cuyo prestigio estaba sujeto a esos mismos profesionales.

En lo segundo...pues sí. Falta colectivo que prestigie y una al sector.

En cuanto a lo último, hay incluso poco debate en los medios sectoriales....

¡muchas gracias a ti...por tu estupendo blog!

8:34 a. m.  
Blogger Isabel ha dicho...

Yo creo que el cambio de modelo urge más en la evolución de nuestro papel como consultor (que ha de adaptarse a las nuevas formas que tenemos de comunicación) que en el modelo empresarial de nuestro sector...

9:48 a. m.  
Anonymous electric pressure cooker ha dicho...

Accenture es un buen ejemplo por el nivel de especialización de sus servicios; por el el crecimiento profesional y salarial que tienen sus profesionales

8:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal