martes

Reputación Corporativa


De los muchos debates económicos que la crisis ha traído consigo ninguno es más fútil que el que distingue entre la crisis financiera –irreal, al parecer– y la crisis de la economía real. ¡Cómo si ambas fueran compartimentos estancos de una economía cuya globalización no ha hecho sino corroborar el llamado “efecto mariposa”!. No hay mejor ejemplo que el que un colega de la Universidad de Harvard me contaba hace unos días: la crítica situación que viven algunos colegios privados estadounidenses que invirtieron fondos en un banco irlandés, participado a su vez por la entidad hipotecaria alemana Hypo Real State, que tuvo que ser rescatado por el gobierno alemán. Esa es la economía real: global e interconectada.

Precisamente contacto con la economía real no falta en el día a día de las empresas. En los últimos meses estamos viendo como muchos de nuestros clientes tienen que hacer frente a situaciones que afectan a su modelo de negocio, a su situación financiera y, como consecuencia de ello, a su reputación.

Pero, ¿qué es la reputación? Podríamos definirla como “la percepción positiva o negativa que tienen los stakeholders de una compañía o institución sobre la misma”. Percepción. Esa es la palabra clave que mete en el mismo saco a quienes conocen la compañía y a quienes no la conocen, pero tienen su propio juicio sobre la misma. Una reputación elevada te permite solventar situaciones financiera delicadas y atraer a los mejores trabajadores a tu compañía. Ahora más que nunca, en tiempos de crisis, la reputación es un elemento crucial que permitirá a las empresas e instituciones no sólo minimizar los efectos de la crisis, sino partir en una mejor posición cuando se inicie la recuperación económica.

Por ello son tan bien recibidos y aprovechados libros como el que hoy me ocupa, “Doce pasos para salvaguardar y recuperar la reputación” de Leslie Gaines-Ross, Chief Reputation Strategist de Weber Shandwick. Un libro imprescindible para quienes quieran profundizar en las estrategias y tácticas para mantener, recuperar o elevar la reputación de empresas e instituciones.
Leslie detalla 12 pasos que engloba en cuatro fases: rescatar, rebobinar, restaurar y recuperar. En cada fase, se detallan unos pasos a seguir en los que el análisis es el hilo conductor que nos permite afrontar con éxito la difícil misión de la reputación corporativa, que la autora define como un maratón, no como un sprint.
Imprescindible

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Me viene genial la recomendación de este libro. Soy estudiante de Comunicación, gracias!
Beatriz.

9:56 p. m.  
Anonymous Roberto Carreras ha dicho...

Interesante el post y un libro anotado para la próxima lectura. Desconocía este blog, he llegado a él a través de Iván Pino y me ha parecido interesantísimo: directo a mi RSS y a mi blogroll. Un saludo

10:08 p. m.  
Blogger Joaquín Moral ha dicho...

Gracias, Roberto. Ya me gustaría poder postear con más frecuencia, pero uno de los temas que has tratado recientemente en tu blog: las crisis... me absorbe casi por completo. Un saludo e idem.

8:07 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal